MELIDE – ARZUA

Mapa con Ruta GeoJSON y Geolocalización

MELIDE – ARZUA

La etapa Melide – Arzúa, perteneciente tanto al Camino Francés como al Camino Primitivo, es una de las más transitadas y queridas por los peregrinos. Con una distancia de 14 kilómetros y un recorrido de 4-5 horas a paso normal, atraviesa un paisaje típicamente gallego, combinando bosques, praderas y pequeñas aldeas.
La etapa inicia en Melide, conocida por su pulpo a la gallega, donde se unen los Caminos Francés y Primitivo. Tras abandonar la localidad, el Camino desciende por un estrecho sendero de tierra hasta la carretera nacional. Al otro lado de la vía, un desvío repleto de indicadores dirige a los peregrinos hacia la CP-4603.
Continuando la ruta:
Boente: La senda continúa por la carretera local, pasando por Boente, donde se encuentra la iglesia de Santiago y la capilla de San Roque. Un poco más adelante, un desvío a mano derecha conduce a la fuente A Saleta, ideal para refrescarse y llenar las cantimploras.
Castañeda: De vuelta en la ruta principal, el Camino asciende suavemente hasta Castañeda, donde se encuentra la iglesia de San Salvador. En este lugar, se dice que los peregrinos dejaban la piedra caliza que traían desde Triacastela para la construcción de la basílica compostelana.
Cruceiro de Boente: Continuando por la carretera, se llega al Cruceiro de Boente, considerado uno de los más antiguos de Galicia.
Desvío a Arzúa: Tras cruzar la N-547 por un túnel, un desvío a mano derecha conduce hacia Arzúa. El Camino atraviesa primero Punta Brea y, a continuación, desciende hasta Ribadiso, otro de los enclaves mágicos de la jornada, con su albergue y una atmósfera tranquila.
Llegada a Arzúa: La etapa finaliza en Arzúa, villa quesera con una importante oferta de turismo rural y activo, especialmente en las proximidades del embalse de Portodemouros. En Arzúa, los peregrinos pueden visitar la iglesia de Santa María de Arzúa, el monasterio de San Clodio y la capilla de la Magdalena.

Información Básica

La etapa Melide-Arzúa del Camino de Santiago Francés es una de las más populares y transitadas, ya que une dos localidades importantes en la ruta jacobea: Melide, conocida por su pulpo a la gallega, y Arzúa, famosa por su queso.
El recorrido tiene una distancia total de 14 kilómetros y se puede completar en unas 4-5 horas de caminata a paso normal. El trazado discurre por un paisaje típicamente gallego, con bosques, praderas y pequeñas aldeas. La etapa se caracteriza por ser bastante llana, con solo algunos desniveles suaves, por lo que es apta para todo tipo de peregrinos.
Puntos de interés:
A lo largo de la etapa, los peregrinos pueden disfrutar de diversos puntos de interés, como:
Melide: Iglesia de San Pedro, Convento del Sancti Spiritus, Museo da Terra de Melide.
Boente: Iglesia de Santiago, Capilla de San Roque.
Castañeda: Iglesia de San Salvador.
Arzúa: Iglesia de Santa María de Arzúa, Monasterio de San Clodio, Capilla de la Magdalena.